Aclara tu Visión

  Si se le mueven las letras, ve borroso, le duele la cabeza y siente la vista cansada, pero de lejos ve sin complicaciones, es probable que su problema tenga algo que ver con la Hipermetropía. Enfermedad que produce una mayor dificultad para ver objetos cercanos que objetos distantes.

Con frecuencia está presente desde el nacimiento, pero los niños tienen el cristalino del ojo muy flexible lo que ayuda a compensar el problema, sin embargo, diagnosticarlo es complejo. Si usted nota que su hijo se acerca mucho a las cosas, es necesario que haga una visita al especialista.
 
A medida que los años pasan, es posible que se requiera el uso de anteojos o lentes de contacto para corregir la visión y no hacer fuerza al mirar.

El doctor Gonzalo Taborga, oftalmólogo de la Clínica Avansalud señala que la Hipermetropía se produce por un debilitamiento del musculo ocular, situación que por defecto se compensa cuando se es joven, pues no se trata de una enfermedad que vaya aumentando sino que comienza a manifestarse . No obstante, no es una situación que se pueda prevenir.

El doctor Taborga indica que además hay dos tipos de Hipermetropías, la presbicia y la de visión lejana. La Hipermetropía se manifiesta generalmente después de los 40 años, en cambio la de visión lejana se puede evidenciar a cualquier edad. Para ambos tipos los tratamientos son los mismos.

El tratamiento y la corrección de la hipermetropía es algo relativamente complejo ya que depende de varios factores como la agudeza visual, la aparición de molestias o cansancio, la presencia de otros problemas oculares o la edad.

Sin embargo, existen tratamientos que corrigen este problema como los anteojos, las lentes de contacto, los lentes intraoculares y los tratamientos laser. Las gafas permiten una buena visión mientras se utilicen correctamente. Sin embargo, a medida que la hipermetropía aumenta, los cristales de los anteojos aumentan su grosor, son más pesados y pueden distorsionar la imagen. Además, muchas personas se niegan a utilizar lentes porque les resultan incómodos o simplemente por estética, pero hoy hay otras alternativas.

En este sentido las lentes de contacto corrigen la visión en todo el campo visual. Sin embargo, exigen que la persona que las utilice las limpie y las almacene para su perfecta conservación, de lo contrario, si no se mantiene la higiene adecuada pueden producir infecciones o molestias. Otra alternativa son los lentes intraoculares, una operación que no tiene mayores complicaciones y por último y lo más avanzado son los tratamientos laser, que modifican la cornea como si fuera un lente definitivo.

Finalmente el doctor Taborga expone que independiente del tratamiento que uno realice hay que ser constante en las visitas al especialista y recomienda hacerlo al menos una vez al año.
 

RESERVA DE HORAS
 
Mapa

Av. Salvador 100, Providencia, Santiago - 2013

A pasos del Metro Salvador

Teléfonos y horarios - Mapa de acercamiento diseño de páginas web Diseño de páginas web y desarrollo web