Alimentación saludable para niños en Marzo

  • En Chile, el 27,1% de las niñas y el 28,6% de los niños supera la talla correspondiente a su edad.

• Ordenar los horarios, que los niños tomen un desayuno de de calidad y enviar colaciones saludables, son simples medidas que pueden ayudar a combatir el sobrepeso y obesidad escolar.
 

Según datos publicados esta semana por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (Ocde), Chile es el sexto país con más obesidad infantil en el mundo, el 27,1% de las niñas y el 28,6% de los niños supera la talla correspondiente a su edad.

A raíz de esta situación, el ministerio de salud en conjunto con el ministerio de educación están implementando medidas que permitan bajar lo índices de obesidad y sobrepeso en la población escolar, entre ellas, bajar la cantidad de sal y azúcar en las colaciones de la Junaeb, aumentando además el consumo de frutas y verduras, para equilibrar la dieta de los estudiantes.

Sin embargo, los expertos concuerdan que los mayores cambios deben provenir desde la casa y el comienzo del año es un muy buen momento para quitarles malos hábitos y ajustar los típicos desordenes y desarreglos que se producen en la alimentación de los niños en vacaciones, para así asegurarles buena salud y proporcionarles energía para afrontar el año escolar.

La nutricionista Pamela Rojas de Clínica Avansalud, entrega algunos consejos para que los niños comiencen el año con una alimentación saludable:

Ordenar los horarios
Los horarios de vacaciones no son los mismos que los del resto del año. En general, los niños se acuestan y se levantan más tarde. Las horas de las comidas se van corriendo, incluso algunos, principalmente los adolescentes, se pueden saltar el desayuno. En este sentido, “es importante organizar los horarios cuando los niños vuelven de vacaciones, idealmente una semana antes que entren al colegio. La idea es empezar a regularizarse, que se levanten más temprano y se acuesten más temprano. Así se evita que picoteen en la noche, y también que se salten comidas”, explica Rojas.

Tomar un desayuno de calidad
El desayuno es importante, tanto para niños como para grandes. Permite comenzar el día con más energía y además hace que se quemen más calorías. “Cuando no se toma desayuno, el metabolismo parte más lento y de hecho es un factor de riesgo para ser obeso a largo plazo. Por otro lado, se ha visto que niños que toman desayunos saludables tienen mejor rendimiento en algunas pruebas versus los niños que toman desayunos que no lo son”, comenta la especialista de Clínica Avansalud.

En general un niño en etapa escolar debería consumir por lo menos un lácteo a la hora del desayuno, que puede ser una taza de leche descremada o un yogurt descremado idealmente sin azúcar, más una porción de cereal, por ejemplo, una marraqueta con algún acompañamiento con jamón de pavo o tomate. Dentro de los cereales disponibles en el mercado, el mejor y con un costo habitualmente bajo, es la avena, ya que a diferencia de los otros cereales, no tiene sal ni azúcares añadidos y constituye un buen aporte de fibra.

Colaciones saludables
Se debe comer unas cuatro veces al día, desayuno, almuerzo, once y una comida liviana. No es imprescindible que los niños coman colación, pero puede que les dé hambre y entonces coman lo que tengan a mano, que le pidan a un compañero o compren en el kiosco. “Como los alimentos que venden en los kioskos no son muy saludables, es mejor mandarles una colación desde la casa. La idea es ojalá ir rotando. Puede ser una porción de fruta, un yogurt, una leche son sabor, o un puñado de nueces o almendras”, sugiere la especialista.

 

        RESERVAR HORA
Mapa

Av. Salvador 100, Providencia, Santiago - 2013

A pasos del Metro Salvador

Teléfonos y horarios - Mapa de acercamiento diseño de páginas web Diseño de páginas web y desarrollo web