Manteniendo el estado físico en la oficina

  Ocupar escaleras, caminar, realizar gimnasia de pausa en nuestros lugares de trabajo ayuda al organismo.

La falta de tiempo y las largas horas en el trabajo, hacen que las ganas de ejercitarse queden relegadas, especialmente en esta época fría. Pero como la salud hay que cuidarla, debemos entrenarnos, aunque sea en menor medida y así estar en mejor forma.
 

Macarena Scaff, jefe de kinesiología de Clínica Avansalud, explica que “no podemos pretender bajar kilos o mantenernos esbeltos ya que se necesita movilizar grandes grupos musculares para generar un gasto energético importante”, sí es posible lograr que los músculos puedan estirarse y así, evitar lesiones en el trabajo, señala.

Hay movimientos simples y caseros que nos pueden ayudar. La especialista explica que, por ejemplo, es posible ocupar las escaleras para ejercitar las piernas. Advierte que para que pueda ser considerado actividad física, “debe ser mínimo 30 minutos continuos, por lo menos tres veces a la semana”.

También recomienda la caminata, la que puede ser efectuada bajando del transporte público unas cuadras antes de llegar a nuestro destino. “Se debe caminar de manera continua por media hora al menos”, señala.

Cuando el objetivo es mejorar nuestra salud física y mental, pero sin involucrar esfuerzos adicionales, ya sea por falta de tiempo o gusto, la kinesióloga recomienda los ejercicios de pausa. Éstos son un tipo de gimnasia que está orientada al desarrollo de ejercicios que se pueden ejecutar en espacios pequeños, con cualquier tipo de ropa. Ocupan poco tiempo y son de gran beneficio para la salud física y mental de los trabajadores.

Este tipo de ejercicios está destinado al autocuidado de nuestra salud y tiene un gran impacto en la prevención de dolencias y/o enfermedades, tales como: alteraciones crónicas de la columna cervical, dorsal y lumbar, alteraciones físicas producidas por el estrés laboral (dolores de cabeza, cuello, espalda, etc.), atrofia muscular, fatiga crónica, alteraciones musculo esqueléticas de las extremidades superiores e inferiores, alteraciones cognitivas (de atención, memoria y concentración), trastornos del sueño, alteraciones del ánimo y trastornos ansiosos entre las principales enfermedades.

¿Qué ejercicios puedo practicar en la oficina?
Movilidad articular, elongación, respiración y relajación son ejercicios recomendados para este tipo de gimnasia. Se debe considerar que este tipo de entrenamiento no debe acelerar el ritmo cardíaco. Además que no debe hacer transpirar, debido a que al finalizar la sesión la persona vuelve a sus funciones laborales y no a una ducha.

Así que ahora, si quiere mejorar su movilidad, estire sus brazos, piernas. Además puede descansar sus articulaciones con pequeñas rotaciones. En poco tiempo verá los resultados.


         VER MÁS



Mapa

Av. Salvador 100, Providencia, Santiago - 2013

A pasos del Metro Salvador

Teléfonos y horarios - Mapa de acercamiento diseño de páginas web Diseño de páginas web y desarrollo web