Medicina del viajero: Consejos y precauciones para nuestras vacaciones


  Planificar un viaje y soñar con los lugares que conoceremos es sin duda una actividad placentera y llena de expectativas. Si ésta se va a realizar en el extranjero o lugares apartados es importante tener en cuenta que nos exponemos también a otro tipo de enfermedades y riesgos a los que no estamos acostumbrados y donde debemos tomar las debidas precauciones.

Por ejemplo, si el viajero no ha tenido hepatitis o no está vacunado contra ella, debería recibir una dosis para la hepatitis A y B. Según explica la Dra. Laura Orellana, inmunóloga de Clínica Avansalud, "en Chile la mayoría de los niños está vacunado y los adultos son inmunes a la hepatitis A, pero de todas maneras, las clínicas cuentan con vacunatorios contra las hepatitis y la fiebre tifoidea".

Las personas que se trasladarán hacia zonas amazónicas (Brasil, Paraguay, Perú, otros) o ciertas áreas de África, deben vacunarse por lo menos dos semanas antes de partir contra la fiebre amarilla, una enfermedad infecciosa transmitida por un virus a través de la picadura por un mosquito que puede causar síntomas como fiebre, vómitos, malestar general, falla hepática, compromiso respiratorio e incluso la muerte. Esta dosis debe aplicarse en un vacunatorio de rango internacional, donde además se entrega al interesado un certificado requerido para entrar a estos países.

AGUA Y ALIMENTACIÓN

Una vez cumplidos estos pasos y tras llegar a nuestro lugar de destino, "debemos poner especial atención en aquellas áreas donde el saneamiento ambiental no sea el adecuado, cuidándonos de beber agua embotellada y evitando los alimentos crudos, ya que se corre el riesgo de presentar gastroenteritis infecciosa y diarrea del viajero", acota la experta en alergia e inmunología de Clínica Avansalud.

Por ello, la recomendación es evitar siempre el agua potable y no consumir hielo fabricado a partir de ella. Los alimentos se deben comer cocidos y las frutas sin cáscara, pasando por alto las verduras y mariscos crudos, sobre todo aquellos que tengas toxinas y puedan generar reacciones alérgicas. "Otro punto de gran importancia es recordar lavar nuestras manos antes de comer y después de ir al baño", advierte la Dra. Orellana.

También es preferible evitar la comida callejera de los países que visitamos, "ya que los alimentos cocinados en la vía pública tienen más probabilidades de estar contaminados con bacterias y generar cuadros de gastroenteritis y diarreas. Además, los productos en descomposición pueden derivar en intoxicaciones alimentarias y cuadros alérgicos", detalla la experta.

En caso de sufrir una emergencia de este tipo, se debe acudir a algún servicio de urgencia para la administración de medicamentos antialérgicos endovenosos y se monitoreo del estado general, ya que las reacciones pueden ser severas y a veces comprometer el sistema cardiorrespiratorio.

Por último, las repentinas alzas o bajas de presión pueden aplacarse con el consumo de líquidos que no sean café, bebidas gaseosas o alcohol, evitando también la sal y alimentos pesados como grasas, salsas y frituras.

BOTIQUÍN DEL VIAJERO:

- Analgésicos
- Antiinflamatorios
- Antiespasmódicos
- Antialérgicos
  -Elementos para curaciones: algodón, antiséptico, parches o apósitos.


RESERVA DE HORA

Mapa

Av. Salvador 100, Providencia, Santiago - 2013

A pasos del Metro Salvador

Teléfonos y horarios - Mapa de acercamiento diseño de páginas web Diseño de páginas web y desarrollo web