Cáncer a la Piel: Ojo con el sol

 

Cómo diferenciar
posibles lesiones graves de simples lunares.


Si bien hay que cuidarse de los rayos solares durante todo el año, la época estival es la más peligrosa. Cómo evitar consecuencias incluso fatales y diferenciar una lesión importante de un simple lunar, el doctor Leoncio Muñoz de Clínica Avansalud entrega datos claves.

 
La exposición a los rayos ultravioletas sin la protección adecuada es uno de los daños más grandes que se puede causar al cuerpo y al organismo. Disfrutar los días de sol es un placer, pero hay que cuidarse. El doctor Muñoz afirma que quienes han tomado mucho sol o han asistido de forma desmesurada al solárium representan una población de mayor riesgo a desarrollar algún tipo de cáncer a la piel, “Bebés, niños y adultos deben cuidarse durante todo el año de los rayos ultravioleta y poner especial énfasis en la temporada estival. La intensidad de estos y la agresividad con que atacan a la piel son altamente peligrosos”, declara.

El ABCDE de las lesiones a la piel
Existen también, otros grupos más propensos a sufrir esta enfermedad como por ejemplo, quienes tuvieron un melanoma previo, quienes tienen un familiar directo con antecedentes de melanoma y/o cáncer de páncreas, las personas que tienen más de 100 lunares en el cuerpo o lunares atípicos y la población de piel muy clara. “En Internet podemos encontrar un acrónimo que recuerda las características que se deben buscar en un melanoma y distinguirlo de un lunar normal, es el ABCDE: A asimetría, B borde mal definido, C más de dos colores, D diámetro y E evolución, este último el más importante. Está demostrado que la información que pueda recibir sobre lo anterior la población en general, puede disminuir considerablemente la mortalidad por melanoma”.


¿De qué se tratan los melanomas?

El especialista de Avansalud, explica que cuando se habla de cáncer a la piel en general, se puede dividir en no melanomas, tipo más común y menos grave y melanomas. Este último es una enfermedad que si se detecta tardíamente, puede resultar mortal. “El Melanoma aparece generalmente como una mancha en la piel, oscura o de más de dos colores, esto se produce cuando el melanocito, célula encargada de generar pigmento, muta y se torna maligno, adquiriendo una capacidad invasora letal. Existen casos, que representan menos del 5%, en que la lesión se presenta sólo como una roncha de un color rojo, en ese caso se debe estar atento a los cambios que va sufriendo a diario. Es vital inspeccionar la evolución de cualquier mancha en el cuerpo” señala.
Muñoz explica que muchas personas fallecen al no darse cuenta que las lesiones cambian en uno o dos meses. De ahí la importancia de autoexaminarse y entender como detectar una lesión que puede ser tratada a tiempo.
Mapa

Av. Salvador 100, Providencia, Santiago - 2013

A pasos del Metro Salvador

Teléfonos y horarios - Mapa de acercamiento diseño de páginas web Diseño de páginas web y desarrollo web