Operaciones para bajar de peso: lo que debes saber de la Cirugia


  Para combatir la obesidad y el sobrepeso, la cirugía bariátrica es uno de los métodos para bajar de peso más utilizado s por los pacientes, los cuales buscan disminuir su peso corporal de manera rápida.

La obesidad y el sobrepeso son uno de los males del siglo XXI y los chilenos no están ajenos a esta epidemia: según la última Encuesta Nacional de Salud, un 67% de la población se encuentra por encima de su peso saludable, mientras que un 88,6% de los encuestados se declaran sedentarios.

Enfrentados a este escenario, muchos ven a la cirugía bariátrica como la solución a sus problemas, pero según explica el Dr. Italo Braghetto, cirujano gastroenterólogo de Clínica Avansalud, se trata de una concepción errada, ya que "esta cirugía trata la obesidad buscando disminución del peso corporal como una alternativa al tratamiento con otros medios no quirúrgicos, pero antes de optar a ella el paciente debe cumplir con una serie de requisitos que no todos reúnen", comenta.

Por ello, cada vez que un paciente acude a la consulta médica debe ser sometido a diversos exámenes que permitirán evaluar su estado y determinar cuál es el mejor tratamiento a recibir de acuerdo a consenso internacionales. Uno de los parámetros que se utiliza es el Índice de Masa Corporal (IMC), que en una persona normal es de 25, mientras que 25-30 se considera sobrepeso; de 30-35 corresponde a obesos de tipo 1; 35-40, obesos tipo 2 y sobre 40, a obesos mórbidos. "Si una persona presenta IMC en el rango de 30-35 no es candidata a operación y somos muy estrictos en ese sentido, ya que ese paciente puede optar a otros tratamientos médicos",acota el Dr. Braghetto.

Quienes sí son candidatos a una cirugía para bajar de peso son los pacientes como IMC superior a 40 y aquellos que se encuentran en el rango de los 35-40 y presentan enfermedades asociadas a la obesidad, por ejemplo, hígado graso, dolencias osteoarticulares, várices, apnea del sueño, hipertensión, diabetes y colesterol alto, entre otras. "En estos casos sí es conveniente la operación, pero esta decisión la debe tomar un comité multidisciplinario de especialistas compuesto por nutriólogos, nutricionistas, endocrinólogos, kinesiólogos, fisiatras y cirujanos", explica el Dr. Braghetto.

¿Qué ocurre entonces con los pacientes que tienen sobrepeso, pero no pueden realizarse una operación para bajar de peso?

El Dr. Braghetto detalla que entre las opciones que pueden recibir se encuentra la asesoría médica en cuanto a dietas, fármacos, modificación de hábitos alimenticios, práctica de deportes y apoyo psicológico. "Es importante que estas personas tengan claro que la cirugía no es para ellos y que si se la practican, con el tiempo desarrollarán déficit de vitaminas, desnutrición y complicaciones como la diarrea crónica o dumping gástrico (retortijones, náuseas y vómitos crónicos)", comenta el experto de Avansalud.

El sobrepeso actual que vive la población chilena se está desarrollando desde la infancia y la adolescencia, por lo que el Dr. Braghetto recomienda un tratamiento preventivo de la enfermedad que permita modificar los hábitos alimentarios y promueva la actividad física. La advertencia va también para los pacientes que se han sometido a la cirugía bariátrica, "ya que la operación, si bien ayuda a reducir la obesidad, no tendrá éxito a largo plazo si no se complementa con un cambio en los hábitos de vida en el paciente y asesoría psicológica durante el proceso", dice.

Cómo calcular el IMC

El IMC (Indice de Masa Corporal) es una medida de asociación entre el peso y la talla de una persona. Para calcularlo, es necesario dividir el peso en kilogramos de una persona por la estatura al cuadrado.

Por ejemplo, si usted pesa 58 kilos y mide 1,60 entonces = 58 / 1,60 x 1,60 = 22,6.

Mapa

Av. Salvador 100, Providencia, Santiago - 2013

A pasos del Metro Salvador

Teléfonos y horarios - Mapa de acercamiento diseño de páginas web Diseño de páginas web y desarrollo web