Temporada de piscinas

 

En el mundo mueren cerca de 360 mil personas producto de asfixia por inmersión. Según la OMS es la tercera causa de muerte por traumatismo a nivel mundial y en Chile es la tercera causa de muerte por accidente en la infancia; 4,2 muertes por cada cien mil niños menores de 5 años.


Llegó la temporada estival, subieron las temperaturas, los niños están de vacaciones y el mejor panorama no deja de ser un buen día en la piscina, sin embargo hay que tener extremo cuidado con los más pequeños de la casa y adolescentes.

 

 

Mónica González, Enfermera de Clínica Avansalud explica que hay que tener siempre presente estas precauciones:

- Observar constantemente a los niños.

- Vigilar a niños mayores y adolescentes que tienen alguna discapacidad o enfermedad

- Evitar situaciones de riesgo como piqueros y chinitas.

- Usar chaleco salvavidas, adecuado al peso y talla del niño.

- No se deben usar juguetes que flotan como salvavidas ni de otro tipo dentro de la piscina, ya que el niño tenderá a buscarlo cada vez que lo pierda.

- Indispensable es colocar rejas alrededor de la piscina con medidas de al menos 1, 50 metros de altura, con barrotes separados por 15 cms. La puerta se debe abrir hacia afuera con cierre automático y cerradura que impida que un niño la pueda abrir.

- Si es posible, adicionar malla o plástico cobertor que resista por lo menos hasta 120 kg

La especialista explica que los niños menores de 5 años son los más expuestos a sufrir este tipo de accidentes y los adolescentes varones por consumo de alcohol y exceso de confianza o audacia.

En el caso de presenciar un accidente, la primera recomendación es no desesperarse y tomar las medidas adecuadas para evitar un desenlace incluso fatal. Mónica explica que lo primer es sacar al niño o joven de la piscina “esto debe realizarse inmediatamente para evitar daño cerebral el cual pude producirse en pocos segundos, revisar rápidamente si está respirando, si es así hay que colocarlo de lado para que expulse el agua para evitar que caiga en paro por aspirarla. Si no respira ni se mueve, debe iniciar inmediatamente RCP 30 compresiones por 3 respiraciones por 2 minutos durante 5 ciclos. Si esta solo es este momento de pedir ayuda.

Evaluar si el niño respira o no, si sigue sin hacerlo, hay que continuar con RCP hasta que llegue ayuda. Si el niño respira, ponerlo de lado y trasladarlo al centro asistencial más cercano para su evaluación inmediata. Nunca intente sacar el agua del estómago, ya que puede empeorar la situación”.

Es importantísimo no perder de vista a nuestros hijos y contar con toda la seguridad necesaria para evitar accidentes.


      
Mapa

Av. Salvador 100, Providencia, Santiago - 2013

A pasos del Metro Salvador

Teléfonos y horarios - Mapa de acercamiento diseño de páginas web Diseño de páginas web y desarrollo web